Escudo de Oro 2019

por admin

La Hermandad de María Santísima de la Paz ha querido homenajear este año a una persona que lleva muchos
años perteneciendo a la misma.
Tengo en común con él o con ella, que precisamente no le viene por tradición de sus padres el haberse decantado por pertenecer a la Hermandad de la Paz, sino que, en un principio fue la “amistad” quien
le llevó a meterse en nuestras filas…¡aunque por otro lado llama la atención que a la vista de sus apellidos pudiera parecer que le viene de estirpe!…¡al mismo tiempo sus hermanos también son de la Paz…su consorte también y su descendencia por supuesto…
Fue integrante en su juventud de un grupo de amigos que allá por los años 70 acudieron a la llamada de nuestro querido hermano mayor de aquellos tiempos (Antonio Palacios) para llevar a la Virgen; el especial empeño de esta pandilla fue determinante en aquel especial momento de crisis que vivió la hermandad en esa época.
Muchos de estos hermanos aún siguen prestando su colaboración de forma bastante visible y destacada…también hay alguno que lamentablemente nos dejó hace unos años… No os descubro nada nuevo si os digo que una hermandad sale adelante gracias a la dirección de una Junta de Gobierno que un hermano o una hermana mayor elige…después está el resto de los hermanos que, aunque no tienen cargos con nombre propio y permanecen en un segundo plano trabaja al mismo nivel de la Junta de Gobierno y en algunos casos incluso más… y aunque en su día nuestro homenajeado fue secretario de nuestra hermandad, actualmente no tiene ningún cargo, si bien es cierto que los últimos tiempos lo vemos haciendo de todo… tiene muy buena mano para la cocina, destaca también su labor como creativo y manitas, es perfeccionista, discreto y prefiere la segunda fila a la primera…
Si hay algo en lo que destaca de forma especial es que siempre aporta ideas novedosas, al principio, no siempre aplaudidas y fáciles de llevar a cabo, pero con el tiempo, su tozudez y empeño muchas de esas aportaciones se han ido llevando a cabo y hoy son costumbres asentadas en nuestra hermandad…
Nuestra hermana mayor habla de él como un pilar fundamental en su equipo de gobierno, pese a no pertenecer a él y destaca que sabe cómo infundirles ánimos cuando las cosas no salen tan bien como
se pretende…
Conociéndolo un poco seguro que estos momentos estará jurando en arameo y diciendo tierra trágame, pero ya no te vas a escapar…
Por todo lo dicho y porque personas como el son, mucho más que necesarias en cualquier hermandad es por lo que este año la Muy Ilustre Hermandad de Nazarenos de María Santísima de la Paz concede su escudo de oro a Don Rafael Gómez Palacios

0 comentario

También te puede interesar