Cuaderno de Actos de la Hermandad 2010

por admin

Celebración del día de la Hermandad
Parroquia de la Santa Cruz Real
Teba, 15 de Agosto de 2010
MONICIÓN DE ENTRADA Y PRESENTACIÓN
DEL ACTO por Elvira Cansino García
Reverendo Cura Párroco de la Villa de Teba,
Dignísimas Autoridades Locales.
Sr. Representante de la Agrupación. de Cofradías y Hermandades.
Queridos Hermanos Mayores de las Hermandades de Teba,
hermanos todos.
Nos reunimos de nuevo hoy para celebrar el día de la Asunción de la
Virgen María, día grande de la Hermandad de la Paz .
Venimos con la ilusión de ser alimentados de nuevo con la palabra de
Dios y para que esa palabra renueve en nosotros la convicción
inquebrantable de ser cada día mejor cofrade, mejor persona y en
definitiva mejor cristiano.
Este día de hermandad además de fomentar el encuentro y el
crecimiento en la fe de todos nosotros debe servirnos para acrecentar en
todos nosotros la fidelidad en el seguimiento de la doctrina cristiana.
Aprovechemos estos momentos de cercanía física y espiritual para vivir
más unidos que nunca el encuentro con nuestra Madre la Virgen María.
LITURGIA DE LA PALABRA.
Primera Lectura: Leída por Ramón Cansino García.
Salmo responsorial.
Segunda Lectura: Leída por Miguel Ramírez López
Evangelio
PRECES. Leídas por Lidia Gómez Perea.
1.-Por la Iglesia y por las familias cristianas, para que Dios fortalezca
nuestra fe y nos impulse a dar testimonio de Jesús en todo el mundo.
Roguemos al Señor.
2.-Por nuestro Papa Benedicto XVI, por nuestro Obispo Jesús y por
todos los ministros del Evangelio, para que, viviendo en fidelidad a su
llamada, guíen al pueblo por el camino de la vida.
Roguemos al Señor.
3.-Por todos los emigrantes e inmigrantes que estos días de verano
regresan a sus lugares de origen y mantienen con tanto orgullo la
identidad que los vió nacer, para que la Virgen de la Paz los acompañe
siempre en su camino.
Roguemos al Señor.
4.- Por todos los hermanos de María Santísima de la Paz, que hasta hoy
estuvieron aquí acompañándonos en vida y hoy celebran el día de su
hermandad junto al Padre Celestial, hoy de manera especial por nuestra
hermana María Deise Romero Viñolo (que residía en Brasil) para que
desde el cielo nos ayude a todos los hermanos a llevar adelante la
Hermandad con un compromiso firme y solidario.
Roguemos al Señor.
OFRENDAS
Estas pequeñas hermanas te ofrecen unas semillas y unos frutos como
símbolo de lo que los padres queremos ver crecer en los hijos, una fe
cada día más profunda y madura para así poder llegar a formar
verdaderas familias cristianas.
Estos jóvenes nos ofrecen un ejemplar de la Biblia y otro de los
Estatutos de nuestra hermandad como símbolo, ley y guía que a
cualquier cristiano cofrade debiera acompañar en cada uno de sus días.
Ofrecemos también unas joyas, para la Virgen, donadas por nuestros
hermanos de Brasil.
Este matrimonio te ofrece Señor, el Pan y el Vino, como símbolos del
Cuerpo y la Sangre que Cristo derramó por nosotros.
COMUNIÓN
BENDICIÓN Y ENTREGA DE LA MEDALLA AL HERMANO MÁS
JOVEN.
Con el acto que sigue a continuación queremos pensar también en
el futuro de nuestra hermandad.
Son precisamente nuestros pequeños los depositarios de la
esperanza en el devenir de la hermandad y es hoy cuando nos
corresponde a todos nosotros la responsabilidad de inculcar con
nuestro ejemplo el verdadero espíritu cristiano en ellos.
Así pues, y como símbolo de esa esperanza en el futuro haremos
entrega de la medalla de la hermandad al hermano más joven bautizado
e inscrito como tal, a fecha Jueves Santo de 2.010 como así lo marcan
nuestras normas.
Después de su bendición por nuestro párroco, será entregada por el
Hermano Mayor al pequeño Álvaro Morales Linero, que vino al mundo
el día 16 de marzo de 2.010.
HOMENAJE A LOS HERMANOS MAYORES
Y ahora, ¡como no! les toca el turno a nuestros mayores, ellos tienen la
serenidad suficiente para saber qué decisión tomar en cada momento y
eso los hace sabios a nuestros ojos, son ellos los que han ido
sembrando poco a poco, para que ahora, nosotros, podamos recoger el
fruto, el fruto de una Hermandad ya madura, con sólidos cimientos.
Seguidamente, tal y como se aprobó en el Acta del Cabildo General de
28 de julio de 2006, la Junta de Gobierno junto con todos los hermanos
queremos homenajear a todas aquellas personas que desde su mayor
o menor dedicación han permanecido fieles a la Virgen y a su
Hermandad y a los que nos es obligado mostrarles nuestra gratitud, hoy
en concreto, tenemos entre ellos a algunos de los grandes pilares que
han sostenido a la Hermandad, hoy y como ya viene siendo tradición,
premiamos la fidelidad, la constancia y la devoción a la Virgen de la
Paz.
A continuación el Secretario de la Hermandad, Pedro Jiménez Lebrón
procederá a leernos el Acta del Cabildo General en la que se acuerda
conceder esa distinción especial.
Los homenajeados son:
Don Francisco Troyano Anaya.
Don Pedro Escalante Ropero.
Don Pedro Escobar Maldonado.
Don Manuel Maldonado Linero.
Don Rafael Cansino Cordón.
Don José Carlos Martín Escalante.
FINAL DE LA MISA.
De nuevo este año y como cierre a los actos en honor de nuestra
hermandad hemos querido bajar a nuestra Virgen del altar, para volverla
a contemplar de cerca, mirarla a los ojos y pedirle que nos proteja.
Aprovechemos ese especial instante que hoy se nos concede, para
postrarnos ante ella, pedirle humildemente que nos perdone por
nuestros pecados y que nos ayude a seguir el camino que su hijo eligió
para nosotros.
En primer lugar pasarán a besar la mano de nuestra Virgen el hermano
mayor y los hermanos que hoy han sido homenajeados y a continuación
por hacerlo todo de la forma más ordenada posible os pediríamos que
entrarais en fila por el ala izquierda de la Iglesia y salieseis por el ala
derecha sin olvidar la nueva estampa con el rostro de la Virgen que la
Hermandad regalará hoy a todos vosotros.
Muchas gracias y que la Virgen os proteja.
… Bendita sea tu pureza,
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea
en tan graciosa belleza,
a ti, celestial Princesa,
Virgen Sagrada María,
te ofrezco desde este día,
Alma, vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes, madre mía.

0 comentario

También te puede interesar